Sobre el Respeto y la Convivencia.

Somos seres sociales, vivimos en grupo y tenemos unas escalas de valores, normas y límites que nos ayudan en la convivencia diaria.
A menudo me encuentro con padres y madres que dicen que hoy en día la juventud no tiene valores, que “Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros”.(Sócrates 470 a. C. – 399 a. C.)
Pues en esas andamos todavía y siempre.
Lo primero que tenemos que aclarar es que somos los padres y madres quienes enseñamos esos necesarios valores y habilidades sociales que son el respeto y la convivencia. Después, la sociedad también enseña y completa esa educación. Y la sociedad somos todos, familia, amigos, profesores, vecinos…
Se me ocurre comentar unas pautas a seguir que me parecen importantes. Hay más, estaría bien que me las fuerais indicando para completar la idea.

¿Cómo podemos enseñar respeto a nuestros hijos e hijas?
• Hablar con amabilidad, sin expresiones groseras. Evitar los gritos y el crear mala atmósfera en casa.
• Usar las fórmulas de cortesía para saludar, pedir favores o dar las gracias y pedir disculpas cuando nos equivoquemos.
Felicitarlos por sus logros y advertirles de sus errores en privado, nunca en público.
Pensar bien de ellos y ellas y darles oportunidades de rectificar.
Escucharles con atención, interesarnos por sus cosas y respetar sus gustos, sus amistades, etc.
Mantener siempre los compromisos y ser puntuales cuando nos esperen.
Expresar nuestras opiniones sobre cómo valoramos determinados acontecimientos y pedir que expresen las suyas.
Actuar de manera coherente. Si decimos que respetar a los demás es básico, no debemos, por ejemplo, hablar de otra persona que no está presente faltándola al respeto.
Cultiva la paciencia con tus hijos e hijas. Ayudará a que sean más tolerantes y respetuosos con los demás.
Decirles a nuestras hijas e hijos y a nuestra pareja lo mucho que les queremos y demostrarlo con nuestra actitud.
Alabar aquellas cosas que hagan bien. Esto les hace sentir mucho entusiasmo, confianza y tranquilidad.
No decirles todo lo que hacen mal en cada momento. Escoger aquellas cosas que han hecho mal y proponer algunas acciones para mejorarlas.
• No hagas bromas que puedan humillarles.
• No exageres sobre sus cualidades ni sobre sus defectos.
Crea situaciones de diversión familiar: chistes, juegos, anécdotas, películas divertidas… El sentido del humor es muy pedagógico.
• Si cometes algún error, acostúmbrate a pedirles perdón.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Valores y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sobre el Respeto y la Convivencia.

  1. karen dijo:

    Es la primera vez que leo algo de esta página, y me parece bastante nutrida la informacion que se da, sirve para muchas personas, sobre todo para acordarnos precisamente de que nosotros tambien fuimos adolescentes

  2. candy elisa dijo:

    Me parecio muy interesante todo lo que dice y es muy bueno porque nos ayuda a mejorar todas las cosas malas que hacemos y decimos y aprender a respetar a todas las personas.

  3. Ana dijo:

    Yo soy una adolecente, me llamo Ana. En mi aula de 1º de secundaria no nos tenemos respeto, y es con todos: los profesores, alumnos, compañeros. Cuando alguien pide algun tipo de colaboracion siempre habla uno y se queja. Me gusto mucho el articulo y voy a publicar algunos segmentos para mis compañeros.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s